jueves, 28 de octubre de 2010

Sinusitis por tabaco


Los fumadores pasivos, es decir aquellos que inhalan el humo de los cigarrillos ajenos, podrían tener un riesgo mayor de desarrollar una sinusitis crónica, concluyó una nueva investigación.

"En base a nuestros hallazgos, los médicos deberían recomendar a los pacientes que tienen una sinusitis crónica o son susceptibles a ella que eviten la exposición al humo secundario. La relación entre la dosis de humo y la respuesta en términos de sinusitis crónica indica que incluso los niveles bajos de exposición traen aparejado un riesgo", recomendaron los autores de la Universidad de Brock (Australia).

CIGARRILLO Y CONGESTIÓN

El humo que libera el cigarrillo tiene alrededor de 4000 sustancias diferentes, y al menos 50 podrían aumentar el riesgo de sufrir cáncer. Además, diversas investigaciones científicas realizadas en los últimos años concluyeron que los fumadores pasivos podrían mostrar más posibilidades de desarrollar el síndrome de muerte súbita en los niños, infecciones respiratorias, asma, enfermedades coronarias y algunos tipos de cáncer.

El nuevo estudio realizado en Australia se enfocó en la sinusitis crónica, una patología que se caracteriza por una inflamación en los senos paranasales (las cavidades ubicadas en el hueso de la cara, a cada lado de la nariz). En su forma aguda esta enfermedad dura entre 2 y 12 semanas, pero se vuelve crónica cuando persiste por aún más tiempo.

Los síntomas más comunes incluyen la congestión nasal, la tos, el dolor de cabeza y de garganta, así como la fiebre y la sensación de malestar general.

HUMO QUE LASTIMA

Martin Tammemagi trabajó con 306 personas que no fumaban pero sufrían de sinusitis crónica. El especialista analizó su exposición al tabaco en el hogar, el trabajo y en diversos espacios públicos durante los cincos años previos al diagnóstico. También incluyó en el estudio a 306 voluntarios del grupo control, que no tenían sinusitis.

El investigador sostuvo que los fumadores secundarios podrían tener un riesgo 13,4% mayor de desarrollar una sinusitis crónica si el humo se inhalaba en su hogar, y el riesgo podría subir al 18,6% si el tabaco se encontraba en el trabajo. La presencia de fumadores en los espacios públicos incrementaba las posibilidades de desarrollar este mal en un 90,2%.

"Aunque se requiere más evidencia para validar que el humo secundario se asocia a la sinusitis crónica, ya se sabe que los fumadores pasivos están expuestos a un riesgo mayor de sufrir diversas enfermedades. Ya hay suficientes razones para eliminar la exposición al humo secundario", sostuvo Tammemagi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails

Tango "Maldito Humo"